Events

Domingo XXVIII del Tiempo Ordinario
Sunday, October 14, 2018 - 09:00 to 21:30
Capilla del Santísimo

La Catedral celebra la eucaristía a las 11:00 y 12:30 en este domingo XXVIII del Tiempo Ordinario

El hombre, con harta frecuencia, ha puesto la felicidad en torno al poder, la salud y las riquezas, dejando de lado otros valores infinitamente más nobles. Estos otros valores los vamos a encontrar hoy, tanto en la primera lectura como en el pasaje evangélico de san Marcos. En efecto, el autor del libro de la Sabiduría, escrito entre los años 30 y 14 antes de Cristo, relativizando el valor de los bienes de este mundo, nos dice en el pasaje leído que la verdadera Sabiduría le ha llevado a estimar en poco: los cetros y tronos, el oro, la plata, la salud y la belleza, el prestigio y el honor… todo ello vale muy poco en comparación con la sabiduría que Dios concede a quienes se la han pedido. Con ella –termina diciendo el autor sagrado– me vinieron todos los bienes juntos (Sab 7,11).

Pero es en el pasaje evangélico donde mejor se nos dice dónde encontrar la felicidad. Un joven inquieto busca caminos que puedan dar a su vida un sentido más pleno, que le haga sentirse más feliz. Ha cumplido siempre los mandamientos, es verdad, pero busca algo más; en ese momento -dice el evangelista- Jesús se le quedó mirando y lo amó y le dijo: Te falta una cosa: anda, vende lo que tienes, dáselo a los pobres… y luego ven y sígueme (Mc 10, 21). He ahí los cinco imperativos que debían conformar la respuesta de aquel joven que buscaba algo más: “anda”, “vende”, “da”,” ven”, “sígueme”. Sólo que, ante estos imperativos él frunció el ceño y se marchó triste porque era muy rico (Mc 10, 22). El joven perdió la oportunidad de conseguir lo que buscaba y de ser, por ejemplo, otro Mateo quien, al decirle Jesús sígueme, dejó su despacho de negocios y se fue con Él. Teófilo Viñas, O.S.A.