Events

FIESTA DE LA CONSAGRACION DE LA CATEDRAL
Wednesday, July 17, 2019 - 09:00 to 21:30
CAPILLA DEL SANTÍSIMO

La consagración al culto de la Catedral de Segovia tuvo lugar hace 243 años, un 16 de julio. Para llegar hasta ese momento, la Catedral de Segovia pasó por un proceso de tres campañas constructivas que se prolongaron, oficialmente, hasta el año 1684 con el inicio de la construcción de la Capilla de los Ayala Berganza, exponente barroco de la época y que quedó terminada en 1730.

Para ir al inicio de la construcción del templo hay que remontarse al 8 de junio de 1525 con la colocación de la primera piedra. Los trabajos se centraron en la fachada occidental y el maestro de obras, Rodrigo Gil de Hontañón, y su aparejador, García de Cubillas, se apresuraban a cerrar el crucero junto con la nave central, laterales y las capillas hornacinas. Uno de los motivos era trasladar al Santísimo Sacramento cuanto antes y comenzar con la función litúrgica del templo.

Este traslado y la primera Eucaristía se produjeron el 15 de agosto de 1558, coincidiendo con la festividad de la Asunción de la Virgen al Cielo, a quien está dedicada el templo, junto al Patrón de la Diócesis, San Frutos. El acto de traslación del Santísimo comenzó a las siete de la mañana desde el ya desaparecido convento de Santa Clara, que hoy quedaría ubicado en la cabecera de la Catedral, y se adentró en la Catedral a través de la Puerta del Perdón. La primera Eucaristía en este templo católico fue presidida por el obispo D. Gaspar de Zúñiga y Avellaneda.

Según recogió el ilustre historiador segoviano, Diego De Colmenares, la procesión del traslado y los actos organizados en torno a ella gozaron de un amplio despliegue procesional y de festejos como muestra de devoción del pueblo segoviano hacia Dios y la Virgen. En cuanto a la procesión, instrumentos musicales, cofradías y numerosas parroquias abrían el desfile que contaba, como punto principal, con el traslado de las reliquias de San Frutos y sus hermanos –San Valentín y Santa Engracia-, de la imagen de Nuestra Señora de la Paz, portada por 12 clérigos, para cerrar la procesión el Santísimo Sacramento que se situaba bajo un rico palio portado por 24 regidores y caballeros.