Hangings

La Catedral de Segovia alberga una colección de cuatro series de tapices formada por treinta y dos paños flamencos tejidos en los talleres de Bruselas, capital mundial del bordado durante el siglo XVII-principios del XVIII y en los de Audenarde, Bélgica.

La capital belga es el origen de la serie de ocho tapices “La Historia de Pompeyo Magno”, situados en la torre de la Catedral, la impresionante serie sobre la historia de la reina Zenobia, compuesta por once tapices de diferentes tamaños y que actualmente se puede ver en la Sala Capitular, y la serie “Representación de los Planetas”, con siete tapices expuestos en la Antigua Librería y en proceso de restauración. En la Sala de Exposiciones de Santa Catalina, de sus muros cuelga la serie denominada “Verduras”, formada por seis tapices confeccionados en los talleres de Audenarde en el siglo XVII. Todos ellos fueron tejidos a lo largo del siglo XVII por los maestros Geeraert Peemans, Christian Van Bruston o I.V.Z, grandes tejedores de la época.

La mayoría de estos paños fueron encargos de aristócratas y nobles que tenían la capacidad adquisitiva para conseguir este preciado arte decorativo. Se sabe que gran parte de estos no tenían como destino las paredes del templo, de ahí su temática no religiosa.