Election process

Las elecciones en todos los actos colegiales, incluido el Cabildo Catedral, tienen valor jurídico y deberán seguir las reglas de las elecciones canónicas en caso de que no existan estatutos propios. El Cabildo segoviano sí dispone de unos Estatutos, que basan su derecho en lo establecido por el Código Canónico, pero que formalizan el sistema de voto, deliberación de las votaciones a realizar y las mayorías que los canónigos deben conseguir para acceder al cargo.
Del Código de Derecho Canónico – Roma, 1983- emanan las reglas para que el voto sea válido, las personas inhábiles para ejercerlo, la obligación del ejercicio del sacerdocio o la ratificación de los elegidos, en este caso, por el Obispo de Segovia.

Respecto al desarrollo de la votación, los Estatutos del Cabildo de Segovia desglosan su procedimiento, que nombra como punto primero la presencia de la mayoría de los convocados a la hora de las elecciones. De cada cargo se realizará una votación que deberá contar con mayoría absoluta. Si después de dos escrutinios ineficaces no hay mayoría absoluta, en una tercera votación bastaría la mayoría relativa. En caso de un empate entre dos candidatos es elegido el canónigo de mayor edad.
Los ocho canónigos presentes tendrán que elegir los siete puestos a renovar, que son compatibles con los oficios –Prefecto de Liturgia, Prefecto de Música, Penitenciario 1º o 2º y Capellán- que completan los ámbitos de actuación del Cabildo. Por ejemplo, el capitular, D. José Antonio Velasco, es Vicepresidente, Penitenciario y Director del Museo.


Sistema de Voto
 

 

El método utilizado durante la sesión para depositar el voto es una caja de madera con departamentos en los que está escrito cada uno de los nombres de los canónigos elegibles. Una vez iniciada la votación cada canónigo deposita una bola blanca en el espacio del canónigo que quiere elegir para el cargo, y si el capitular elector cree que ninguno de los presentes es apto, o desea abstenerse, depositará la bola en los espacios libres de la caja que no se corresponden con ningún nombre.
También, como dato anecdótico y excepcional, cuando el Obispo propone nuevos canónigos el Cabildo expresa su opinión votando sobre el candidato propuesto con una bola blanca, que significa la aceptación, otra bola de color negro expresando el desacuerdo y la abstención.
La votación se puede prolongar durante un tiempo determinado debido al seguimiento escrupuloso de cada norma establecida y a la atención de todas las disposiciones del Derecho Canónico y de los Estatutos del Cabildo.