News

Hallazgo del libro de actas capitulares del Cabildo de la Catedral de Segovia de finales del s. XVI
April 18, 2018

El pasado 9 de abril, como director del Archivo de la Catedral de Segovia, tuve la alegría de recuperar para la investigación un libro de actas capitulares que se daba por extraviado. Fue el técnico del archivo, el Dr. Bonifacio Bartolomé, el que dio con él mientras ordenaba varios libros de mayordomía de pitanzas. Nos produjo satisfacción. Es uno de esos hechos que rompe la monotonía del trabajo diario en los archivos. Había hasta ese momento, esta laguna en los libros de actas capitulares. Probablemente, el que no estuviera entre los otros libros de actas, se produjo en el traslado, hace más de cuarenta años, de los fondos del archivo desde la librería que estaba encima de la antigua sala capitular, hasta el lugar donde ahora se guardan los fondos del archivo.

No se trata de un hallazgo de gran relevancia histórica, como el de las bulas del cardenal Rodrigo de Borja reforzando la encuadernación de dos incunables que en el año 2007 encontró también el citado técnico. Es de suponer que las investigaciones anteriores a 1975, hayan manejado este libro de actas capitulares. Con todo, las posteriores no lo han podido hacer, y ahora cabe la posibilidad de completar sus resultados.

Los libros de actas capitulares recogen lo tratado en las reuniones del Cabildo Catedral. Conservamos actas desde el año 1321.

El ejemplar al que nos referimos tiene en la portada escrito Libro de actas capitulares de cabildo pleno, y recoge actas desde el  2 de enero de 1592 al 29 de diciembre de 1599. El registro está foliado y tiene un total de 176 hojas. Al final aparecen tres registros de los años 1592, 1595 y 1596, con listado de nombres y anotaciones alfabéticas. En el interior de la contraportada se dice que este libro se introdujo en el archivo el 28 de julio de 1625.

Con el libro de actas encontrado, nos situamos en la última década del siglo XVI, concretamente de 1592 a 1599. Al frente de la Iglesia está Clemente VIII. Felipe II era señor de un vasto imperio. Andrés Pacheco era entonces el Obispo de Segovia, que convocaría dos sínodos diocesanos (1593 y 1596). A nuestra provincia llegarían en esos años dos congregaciones religiosas, los Mínimos (1592) y los Carmelitas calzados (1593), que se sumaron a las ya existentes.

El hecho social más relevante de esa década fue la peste 1598, que se cobró 12.000 vidas en Segovia. En estas actas (pág. 148) se refleja la iniciativa de una procesión general en el mes de junio pidiendo el favor divino, y el deseo de dedicar una capilla a San Roque (pág. 165). Por otras fuentes sabemos que la ciudad haría voto a san Roque del 8 de agosto y que se celebró un pontifical por los difuntos el 10 de septiembre.

No ha de extrañar que las actas capitulares no se hagan eco de acontecimientos extraordinarios, como la muerte del rey Felipe II el 13 de septiembre de 1598. Alguno sí, pero a nivel local, como el traslado de la Virgen de la Fuencisla a la Catedral (pág. 37r-v). Lo que reflejan es sobre todo la vida interna de la Catedral: los clérigos y seglares que en ella trabajan; los nombramientos para cargos o comisiones; cuestiones económicas; el culto y la música sacra. En esos años aparecen referencias a varios monasterios que reciben limosna de la Catedral: Santa Isabel, la Encarnación, la Penitencia, descalzos carmelitas, descalzos franciscanos, trinitarios, la merced o pobres vergonzantes (pág. 29). También se mencionan el monasterio de los Huertos (pág. 13r-v), el de san Francisco (págs. 20, 112r-v), el de Santa Cruz (pág. 81), y el de la Compañía de Jesús (pág. 143).

Se alude con frecuencia al hospital de Pedro López de Medina, del que el Cabildo era patrono. Esto cobra interés de cara a la exposición anual de los archivos de la capital y provincia que este año va a recordarnos los hospitales, enfermedades y médicos de los que tenemos noticia.

En cuanto a las obras y ornamentación de la Catedral se hace sólo mención de las pinturas del retablo del hermano Pedro de Segovia (pág. 68r-v). Esperaba encontrar en un primer acercamiento a estas actas algo más, pues las obras de la girola y capilla mayor se sitúan en los años 1563 a 1671, el Cristo en la columna de Luis de Morales a finales s. XVI, y los nervios y plementería dorados de la capilla de Santiago a finales del s. XVI o comienzos del XVII.

Ojalá nos sigan ocurriendo hechos como el mencionado. El libro de actas quinientista encontrado espera a los investigadores.

* José-Miguel Espinosa Sarmiento, Archivero Capitular de la Catedral de Segovia

Add comment

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
1 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.