Capilla de La Piedad o del Santo Entierro

Capilla de La Piedad Catedral de Segovia
Capilla de La Piedad Catedral de Segovia
Capilla de La Piedad Catedral de Segovia
Capilla de La Piedad Catedral de Segovia
Capilla de La Piedad Catedral de Segovia

La obra de la Capilla de la Piedad o del Santo Entierro fue concedida a Juan Rodríguez, canónigo fabriquero de la catedral, en el año 1551. En esta capilla podemos encontrar El Retablo del Santo Entierro, obra de Juan de Juni (1571) y ocho óleos sobre mármol de estilo barroco que representan la Pasión, obra de Juan de Solís y, su hijo, Francisco de Solís, realizadas durante el siglo XVII.

Destaca la reja procedente de la antigua Catedral, que cerraba su Capilla Mayor y fue forjada por fray Francisco de Salamanca en 1506. La coronan un Calvario y a los lados los apóstoles Pedro, Pablo, Santiago y Andrés.

El retablo del Santo Entierro, considerada una obra maestra de la escultura española, fue tallado en madera policromada por Juan de Juni. Las esculturas, de gran realismo, nos muestran a La Virgen y a San Juan, angustiados de dolor, y también a Cristo, sujetado por La Virgen y con su cabeza reposando en Juan de Arimatea. Rodeándolos, aparecen Maria Magdalena y María Salomé. El Tríptico del Descendimiento, a su vez, no merece menor atención. Reflejando a un Cristo descendido de la cruz y ayudado por José de Arimatea y Nicodemo, esta obra destaca por ser una de las pinturas flamencas de mayor tamaño dentro del S.XVI. 

El conjunto de la Capilla fue restaurada en 2018 gracias a lo recaudado por las entradas de visitantes a la Catedral de Segovia.