Capilla de San Cosme y Damián

La Capilla de San Cosme y Damián le fue otorgada a Damián Alonso Berrocal. El retablo fue trazado en 1621 y finalizado en 1631 por el arquitecto Domingo Fernández. Está formado por tres cuerpos dónde reposan las efigies de San Cosme y Damián, que fueron encargadas al escultor, Gregorio Fernández, al igual que la Inmaculada que se encuentra en la hornacina del segundo cuerpo. Se piensa que debido a su muerte en 1636, ninguna de las tres tallas habían sido entregadas, por lo que alguien del taller del escultor se podría haber hecho cargo de su finalización.

 

La reja fue instalada por Antonio de Elorza en 1738.