Menú Cerrar
Capilla de San Blas

La Capilla de San Blas es la primera capilla situada en la nave de la Epístola. Corresponde a la primera fase constructiva de la Catedral, entre 1525 y 1577. Desde esta capilla, se accede a la escalera que asciende a la torre de la Catedral, tanto a la casa del campanero como al cuerpo de campanas.

Capilla de San Blas

El santo titular de la capilla es San Blas, mártir de comienzos del siglo IV. Se le considera el patrono de las enfermedades de la garganta (todavía se pueden ver algunos exvotos que dan fe de ello al pie de la imagen) y de los músicos (considerando a los cantores como músicos). Casi todas las imágenes del retablo tienen relación con la música, hay que destacar en ese sentido el magnífico análisis de los instrumentos musicales y partituras representadas tanto en esta capilla como en el resto de la Catedral por Pablo Zamarrón Yuste en su obra Iconografía Musical en la Catedral de Segovia.

La capilla está presidida por un sencillo retablo barroco de finales del siglo XVII del que se desconoce el autor.  El retablo se compone de dos pisos más ático y tres calles En el centro, preside el retablo una escultura exenta del titular que aparece como obispo, con el báculo en la mano izquierda y tocado con la mitra. A su vez, levanta la mano colocando los dedos en señal de bendición.

En el banco del retablo hay un cuadro de un Ecce Hommo bastante deteriorado con un padre de la Iglesia que apenas se percibe en la esquina izquierda. Justo encima y bajo el titular, se encuentra un lienzo que representa a Santo Dominguito de Val, iconografía llamativa por mostrar un niño crucificado. Según la tradición fue monaguillo de la Catedral de Zaragoza, ciudad en la que sería martirizado por algunos judíos en el año 1250. Su posible relación con la capilla de San Blas reside en que Santo Dominguito del Val es patrón de los niños de voces en los coros litúrgicos o escolanías.

En la calle izquierda del retablo, hay un óleo sobre lienzo dedicado a Santa Cecilia, atribuido a Francisco Llamas. La Santa está representada sedente, mirando hacia el cielo y tocando el órgano, instrumento que aparece magníficamente representado. Dos niños cantando con un papel en la mano completan la escena. Santa Cecilia es la patrona de los músicos.

En la misma calle en el segundo piso hay otro óleo sobre lienzo que representa al Papa San Gregorio Magno escribiendo y siendo inspirado por el Espíritu Santo. A sus pies se encuentra un libro con escritura musical.

Respecto a la calle derecha del retablo, se encuentran otros dos lienzos. En la parte baja aparece el rey David tañendo el arpa y vestido con una lujosa capa; en la parte alta un lienzo con San Gregorio VII, también escribiendo, tiene el capelo de Cardenal y deja sobre la mesa una campanilla y la tiara papal.

La relación de San Gregorio con la música es muy significativa puesto que desarrolla la reforma gregoriana con el objetivo de unificar toda la cristiandad bajo el rito romano, entonces el canto gregoriano alcanza su mayor esplendor.

En el ático del retablo se encuentra un lienzo con San Blas mostrando su poder de hacer milagros y tres tecas, que representan de izquierda a derecha a Santa Cecilia, San Andrés y una Santa con la palma del martirio.

Finalmente cabe destacar la presencia de un cuadro del Cristo de Burgos y de una magnífica reja procedente de la iglesia parroquial de Coca y que posee el escudo de la familia Fonseca.

Reserve Aquí
YouTube
YouTube
Tiktok