Menú Cerrar
Capilla de Santa Bárbara

La Capilla de Santa Bárbara se ubica en la nave de la Epístola, entre la Capilla de Santiago y la Capilla del Descendimiento. Su advocación anterior era Capilla de la Parroquia, de ahí que en su interior se conserve la pila bautismal.

Capilla de Santa Bárbara

Frente a la entrada se encuentra el retablo, realizado en piedra a comienzos del siglo XVII por Pedro de Brizuela, maestro de obras muy vinculado a la provincia de Segovia. Posiblemente fue un encargo de algún miembro de la Iglesia, ya que a ambos lados se aprecian escudos sin armas. En 1788, el retablo fue estucado imitando al mármol, lo que le otorgó una apariencia barroca clasicista. Está formado por un solo cuerpo en el que destaca la imagen de Santa Bárbara en la hornacina central, flanqueada por columnas y cubierta con frontón triangular que se repite a mayor tamaño rematando el retablo.

La imagen es una escultura del siglo XVIII, de bulto redondo y realizada en madera policromada. Representa a Santa Bárbara de pie, con gesto dulce, sosteniendo una palma que simboliza su martirio. A su izquierda se encuentra la torre en la que fue recluida.

A la derecha de la capilla se encuentra la pila bautismal del siglo XV. Procede de la antigua catedral románica, es de estilo gótico hispanoflamenco y está realizada en alabastro. Se desconoce su autor, aunque su procedencia se relaciona con la llegada de Juan Guas a Segovia. La pila está formada por un pedestal prismático de ocho lados sobre una basa octogonal de lados cóncavos. La parte principal o parte alta también es octogonal y forma arcos de medio punto esculpidos con relieves figurativos y vegetales. También aparece el escudo de Castilla y León rodeado de granadas, símbolo del lema de Enrique IV: “Agridulce es reinar”. Entre los relieves de los arcos se pueden ver leones, hojas de cardina rematadas con bellotas que sirven de alimento a un jabalí, una serpiente y un ratón. Estos animales hacen referencia a la afición de Enrique IV por la caza.

A la izquierda, se encuentra el cuadro La Adoración de los Reyes Magos. Data del siglo XVII y es una copia de autor anónimo del original realizado por el pintor italiano Bartolomé Carducho, que se expone en el Alcázar de Segovia. La pintura muestra la llegada de los magos de Oriente a Belén para adorar al Salvador.

La capilla está cubierta por una bóveda de crucería que apenas está decorada. En una de las claves aparecen inscritas las siglas “IHS”: “Iesus Hominum Salvator” (Jesús, salvador de los hombres).

A la capilla se accede a través de una reja barroca del siglo XVIII, obra del rejero vasco Gregorio Aguirre, sucesor de Antonio Elorza. El maestro segoviano Juan Sanz fue el encargado de realizar el dorado. Originalmente, esta reja se colocó en la capilla de la Virgen del Rosario, pero fue sustituida por la actual de bronce. La reja se estructura en dos cuerpos separados por sus correspondientes frisos y consta de tres calles delimitadas por cuatro pilastras. El conjunto se remata por una decoración de inspiración vegetal en cuyo centro se sitúa el escudo de la Catedral.

Reserve Aquí
YouTube
YouTube