Menú Cerrar

La Ascensión del Señor en las vidrieras de la Catedral de Segovia

En la nave central se sitúa esta vidriera en la que se representa la ascensión del Señor a los cielos, cuarenta días después de la resurrección.

Las vidrieras de la Catedral de Segovia forman uno de los mejores conjuntos manieristas, desde el punto de vista catequético, de las catedrales españolas. A través de sus 157 se puede seguir la Historia Sagrada en las tres naves, girola y crucero.

 

En la nave central, exactamente en el primer tramo de la nave del evangelio, se encuentra situada la vidriera de la Ascensión del Señor. En esta nave principal los vitrales representan la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que junto a la vidriera de la Ascensión, suman un total de diez triples vitrales. Siete de ellos realizados por Pierre de Holanda, Pierre de Chiverri y Gualter de Ronch entre 1544 y 1548, completados por el maestro vidriero Carlos Muñoz de Pablos desde el año 2016.

El conjunto de vidrieras se distribuye en ventanas con forma de tríptico donde en el vano central, de mayor tamaño, se representan escenas del Nuevo Testamento y, en las dos laterales, pasajes del Antiguo Testamento.

En la vidriera de la Ascensión de Cristo, obra de Pierre de Holanda y Pierre de Chiverri (1548), Jesús se aparece a la Virgen María, los apóstoles y otros discípulos cuarenta días después de resucitar, transmitiéndoles las últimas instrucciones antes de subir al Cielo. Tras ello, y según el testimonio de Lucas (Lc 24, 50-53, Act 1,6-11), les llevó al monte de los Olivos, donde los bendijo mientras ascendía para subir al Padre por su propio poder. 

Este importante acontecimiento para los cristianos se dibuja en esta vidriera con gran detalle. En ella se contempla la montaña desde la que Jesús asciende, rodeado por una nube en la que se insertan dos ángeles, encargados de que los presentes, que miran al cielo en posición de alabanza, volviesen a la realidad cotidiana. 

La diferencia con la mayoría de las representaciones de la Ascensión es la visión únicamente de los pies llagados de Jesús, ya que la nube le oculta casi por completo. Se evita así la confusión. con la vidriera de la Resurrección de Cristo. 

Como en el conjunto de las ventanas del templo, la mayoría en forma de tríptico, las vidrieras laterales con pasajes del Antiguo Testamento ayudan a comprender mejor la del Nuevo Testamento.

En la vidriera lateral izquierda se narra el pasaje del Génesis (Gen 5, 24) cuando Henoc, descendiente de Adán, sube al Cielo rodeado de una nube. En la vidriera derecha, el profeta Elías asciende en un carro de fuego con sus caballos, también de fuego, hacia el Padre. 

Más información sobre las vidrieras de la Catedral de Segovia en el libro “La luz de los misterios”, de José Miguel Espinosa Sarmiento, canónigo de la Catedral de Segovia.

 

Compartir
Reserve Aquí
YouTube
YouTube